Benito Vázquez

 

El  pasado domingo 22 de marzo de 2020  nos sobrecogió la triste noticia del, fallecimiento de nuestro querido compañero Rafael Estevez Guerrero, en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla donde estaba ingresado en la UCI desde el pasado 14 de marzo, cuando le diagnosticaron una infección por coronavirus, desgraciadamente parece que no respondió favorablemente al tratamiento y poco a poco fue empeorando hasta que el domingo 22, sobre las 3 de la tarde, avisaron a sus familiares que desgraciadamente había fallecido.

Rafael era un hombre joven, de 37años, natural de la Rinconada, Sevilla. Por muy duro que suene y por mucho que nos cueste creerlo esa es la triste realidad, Rafael ha muerto, sin que nada ni nadie pueda hacer nada por remediarlo. Hace pocos días estuve hablando con él, bromeando sobre este maldito virus, nunca jamás podía imaginar este trágico final, siempre pensé que  debido a su juventud y actitud jovial y entusiasta y su aspecto siempre saludable y teniendo en cuenta de que no padecía ningún tipo de patología previa, me hizo creer erróneamente que superaría esta infección con facilidad, pero no, al final no pudo ser, el destino no ha querido que Rafael siguiera con nosotros y sin piedad nos lo ha arrebatado para siempre.

Muchos de vosotros lo conocíais por su actividad y militancia anarquista, hace unos años estuvo viviendo  y militando en la CNT de Chiclana, posteriormente por cuestiones laborales y personales volvió a  la Rinconada con sus padres, a los que tanto quería, de los que siempre nos hablaba con tanta admiración y respeto. Posteriormente estuvo durante un tiempo militando en la CNT de Camas y, por algunas diferencias internas, se alejó durante un tiempo de la CNT, aunque nunca dejó su militancia anarquista, dedicándose a la reedición  y distribución de libros de las ideas libertarias. Estuvo hace un par de años con sus libros en las Jornadas del Libro Anarquista de Cádiz.  Mientras imprimía sus libros también hacía una importante labor de investigación histórica sobre la CNT y el movimiento libertario en su pueblo la Rinconada, fruto de esta investigación ha sido la reciente publicación y presentación de su libro “Comunismo Libertario en la Rinconada”. Teníamos previsto  que viniera a Cádiz el próximo 11 de abril a presentar su libro en en el local de la CNT-AIT, que tuvo que ser cancelado, como todos los actos previstos, por motivos de la cuarentena por coronavirus.

También hay que mencionar su  gran labor  en las plataformas anti-desahucios y en todo tipo de actividades sociales en defensa de la justicia social, de la solidaridad y el apoyo mutuo, todo aquel que lo conocía sabe de lo que hablo, Rafael no solamente era un hombre de ideas, sino que también era un activista inagotable, cargado de proyectos e ilusiones que han quedado canceladas por culpa de este maldito virus y de una sanidad pública que, debido a los recortes y a mezquinos intereses económicos, no está preparada para afrontar una pandemia de esta magnitud.

Rafa Estevez Guerrero

Recuerdo cuando asistió al X Congreso de la CNT junto con otros compañeros y compañeras de la CNT de Camas a los que no dejaron participar con argucias burocráticas; recuerdo cuando él, junto a otros compañeros, colocaron una pancarta, con el círculo con la A de anarquía boca abajo, como protesta contra la vil traición que se estaba consumando contra el anarcosindicalismo y la CNT,  de como en ese momento la mayor parte  de los delegados se levantaron cantando el himno a las barricadas, fue algo emotivo y triste al mismo tiempo.

Rafael era un compañero auténtico, de una integridad y una conducta intachables, siempre se podía contar con él,  por muy precaria que en ocasiones  fuese su situación económica, siempre  mostraba su solidaridad con todo aquel que lo necesitase. Se puede decir, con certeza, que era uno de los imprescindibles, una de esas personas que luchan toda la vida.

Mis condolencias y todo mi apoyo a su familia, con la que comparto su dolor en estos momentos tan tristes, un abrazo a su compañera Lilla, con la que formaban una pareja magnífica y con la que era tan feliz. Ahora sólo podemos lamentar su muerte, pero  en su momento creo que le deberíamos hacer un merecido homenaje, aunque el mejor homenaje que podemos hacerle siempre será seguir la lucha, que es lo que él haría, no rendirse jamás.

Que la tierra te sea leve compañero.

¿Viva la Anarquía!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *