La Redacción

 

A principios de noviembre llegó a nuestra redacción un libro, bajo el enigmático título de “En la casa grande”. Con texto de Pep Capó y prólogo de Margarita Sotomayor-Vicens. Editado por Calúmnia Edicions, Palma de Mallorca, abril 2019.

En la página dedicada a los créditos editoriales, aparecen unas palabras que diferencian a este libro de la inmensa mayoría de otros libros. Es por ello por lo que vamos a transcribir literalmente su contenido, primero en esperanto y después en català. He aquí en esperanto: “Legu, kopiu, diskonigu, reverku, kantu, muzikigu, kriu, recitu çi Libron”. En català: “Llegiu, copieu, difoneu, reescri-viu, canteu, musiqueu, crideu, reciteu aquest Llibre. Difoneu la Idea!

Digamos que el prólogo es muy interesante y que trata sobre un tema que conoce de manera personal quien escribe esas primeras líneas del libro, el cual no hay que pasar por alto. En las últimas diez líneas se afirman verdades como puños. No nos resistimos a darle el espacio que se merecen, dicen lo siguiente: “La cárcel no es el lugar de educación, socialización y respeto que exigen las leyes y proclaman sus gestores y responsables. La cárcel es, simplemente, un infierno más entre los infiernos hechos por el hombre para destruir al hombre. Y es un fracaso social del que todos somos responsables, pero éste es otro tema”.

“Gracias querido Pep por este libro que respira libertad, solidaridad y generosidad”.

Después de las cuatro páginas dedicadas al prólogo, y antes de entrar en materia, hay una página firmada por Foile à Trois, que no tiene desperdicio. Es algo incómoda de leer pues su letra es diminuta, el escrito tiene por título “Personas pudriéndose en cloacas fabricadas por el miedo”. Es un certero alegato contra la institución de la cárcel como centro que sirva para evitar los delitos y los crímenes a lo largo de la historia. Aquellos y éstos son indicadores de los fallos del sistema que está basado en el miedo.

El libro en sí consta de un prólogo, 16 capítulos/apartados y un epílogo, en sus 120 páginas. Es un libro de tamaño pequeño (17×11 cm), fácil de leer por el tamaño de letra y por la brevedad de sus apartados, excepto el último que duplica a cualquiera de los otros quince. Su epílogo es harto original, ya que en él se explica, de manera breve, cómo surgió cada uno de los temas narrados. El apartado número 11, titulado Sometido 91.3, es uno de los que más impresionan. Éste va precedido de unos versos del grupo de Rock duro: El Último Ke Zierre, de título Sometido. Oír en directo a este grupo es llenar los oídos de atronadores decibelios, y, sobre todo, de no entender nada de lo que están cantando. Por ello, y porque la cita es clarificadora de lo que pasa en las cárceles, aun hoy, he aquí el texto en su integridad:

“Vivo sometido en una celda de castigo y no, no puedo más.

Me pegan, me maltratan y me injurian en la cara.

Me pegan, me maltratan y me escupen en la cara y a ellos les da igual.

Siempre que quieren me viene a buscar.

Oigo la puerta, no sé qué pasará.

Hoy quizás me torturarán.

Hoy será la prueba final,

Sometido”.

Pep Capó Rosselló nació en 1975 en una isla del Mediterráneo. Ha publicado, con éste, tres libros de relatos: Canciones para Elena (2009), Vivo en la soledad (2015) y En la casa grande (2019). Según lo escrito en la contraportada, Pep Capó lleva años colaborando con diversos proyectos de difusión libertaria como Insomnus, Els Oblidats o Calúmnia. Nada mejor, para saber lo que el lector o lectora puede encontrar en este libro de vivencias personales, que fijarse en las acertadas palabras que aparecen en la contraportada de En la casa grande, las cuales nos llevan a la cruel realidad que los presos viven en esos antros inhumanos: Las cárceles. Veamos: “La represión del pensamiento y la individualidad, la falta de ilusiones y futuro, el insulto y la deshumanización, la incomodidad material, el olor y el ruido ensordecedor, el frío glacial en invierno y el calor asfixiante en verano, la insulsa, malsana e indigesta comida, la falta de actividades, distracciones y estímulos, el empobrecimiento interior, el aislamiento y el mortal hastío…“

Nuestra enhorabuena a Pep Capó Rosselló por su tercer libro de relatos. Quedamos a la espera de su cuarta entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *