La violencia y los violentos

R.S.G.

La fuerza, cuando está administrada por el Estado se llama “derecho” y cuando está administrada por el individuo se llama “delito”. (Max Stirner)

Hace ya mucho tiempo, demasiado, que en los medios de “comunicación” , tanto públicos como privados, a instancias del Poder al que se han vendido descaradamente, se emplea, con demasiada frecuencia, el término “l@s violent@s” cuando l@s ciudadan@s salen a las calles a protestar y las protestas se salen de los cauces que ell@s tienen establecidos como permitidos y democráticos, es decir, de la mera protesta sin más (gritar y marchar a casa, y ya está). Este escrito surge, sereno y sosegado, del asco contra vosotr@s, sí, contra tod@s los que habéis hecho de la injusticia y la violencia vuestra razón de ser y vuestro modus vivendi.

Vosotr@s, hipócritas, asesinos de masas, chupópteros de la sangre de la humanidad, ¿cómo os atrevéis a criminalizar a vuestras víctimas, los pueblos y los seres que l@s componen, colgándoles la etiqueta de violent@s cuando ést@s salen a las calles a protestar contra todas vuestras iniquidades y tropelías? ¿Acaso es el pueblo el responsable de las crisis que sembráis en el Planeta? ¿Acaso es responsable la ciudadanía, a la que tenéis adormecida con vuestros medios de incomunicación, de la destrucción del Planeta? ¿Acaso los pueblos son responsables de la fabricación de las armas que hacéis y que vendéis al mejor postor? No, rotundamente no. L@s únic@s responsables son vuestros insaciables apetitos de poder y de dinero.

La Historia está llena, repleta y rebosante de ejemplos de todos vuestros haceres y decires a lo largo de la misma. La Historia de la Humanidad es un disco duro repleto, repletísimo, de todas vuestras “Hazañas” y “Bondades”. No hay rincón del planeta que se haya librado de vuestra codicia y vuestro sadismo a lo largo del tiempo. No hay más que estudiarla para sacar conclusiones, eso y todo teniendo en cuenta que mucha de ella la habéis mandado escribir vosotr@s, con lo que nos ha llegado con muchas faltas de ortografía, es decir, que sólo habéis mandado escribirla como os ha interesado para vuestra mayor gloria.

¿Cómo os atrevéis a insultar, vosotr@s, los que detentáis el poder ya sea este económico, legislativo, ejecutivo, eclesiástico o militar, la sencillez y honradez de los pueblos a los que tenéis dominados, adormecidos, y debilitados por inanición, falta de trabajo, por el miedo y por la incultura, que es vuestra arma
más peligrosa y asesina, porque ello os permite poder seguir engañándoles y a la vez hacerles creer que son el único objeto de vuestras preocupaciones.

Esta foto es un pequeñísima muestra del resultado de las bondades de los Estados y del Capitalismo

 

Vosotr@s, sois, por no ir demasiado para atrás en la historia, l@s responsables de l@s millones de muertos y mutilados en la 1ª Guerra Mundial; sois responsables de que en España se impusiera un régimen fascista y asesino, con la complicidad de Hitler y Mussolini, por teníais miedo a una victoria de l@s trabajadoras/es españoles; sois l@s responsables de las decenas de millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial porque permitisteis, con vuestros juegos geoestratégicos e intereses económicos, que Hitler subiera al poder e impusiera su régimen de terror, que no es peor que otros que habéis impuesto vosotr@s después; sois l@s responsables de la destrucción del planeta y de sus recursos, cuya falta mata de hambre; sois los responsables de la formación de todos los grupos terroristas, habidos y por haber, que hoy campan a sus anchas por el planeta, y cuyas masacres son cometidas con las armas que vosotr@s mism@s les vendéis; sois los responsables de que ya las personas muertas en vuestras guerras ya no sean humanos, sino sólo daños colaterales; sois l@s responsables de tanta incultura e ignorancia en los pueblos; sois responsables de tanta tristeza y falta de alegría de la humanidad; sois l@s responsables de que en un mundo con tantos recursos los seres humanos se mueran de hambre o por enfermedades para las que existen medicinas para curarlas; en fin, sois los responsables, porque vuestros intereses de clase así os lo dictan, de todas las maldades imaginables por unos cerebros podridos y faltos de pensamiento humano. La única responsabilidad, en todo lo anterior, de los pobres, de los pueblos, que somos la mayoría, es que no somos capaces de darnos cuenta de nuestra fuerza, de la fuerza de la que disponemos, una fuerza que, bien administrada y con sentido humano, haría que desaparecierais para siempre de la faz de la Tierra.

Estamos hartos de tener que ir con vosot@s a manifestaciones contra la guerra, contra el terrorismo, por la libertad, por la cultura. Estamos hart@s, cansad@s y asquea@s de vosotr@s porque sois tan hipócritas que, siendo los responsables de todo ello, no se os cae la cara de vergüenza en ir a protestar contra algo que habéis creado vosotr@s. Estamos más que hartos de veros cada día en las televisiones y de oír la palabra democracia y demócratas en vuestras bocazas, hartos de oír que las necesidades del pueblo son vuestra mayor preocupación, vamos, que no dormís por las noches pensando en los demás. ¿HIPÓCRITAS, FALS@S, EMBUSTER@S! Vuestra única preocupación sois vosotr@s mism@s y vuestros privilegios. Lo único que os interesa realmente de los pueblos es su docilidad y su creencia en vuestra “democracia”, porque así, encima, os creéis que vuestros malos haceres, que hacéis en nombre del pueblo, están legitimados porque es lo único que podéis hacer. Basta ya de tanta hipocresía y falsedad, sed valientes y quitaros la careta de una puñetera vez y decid con claridad en nombre de lo que actuáis, que no es otra cosa que vuestros intereses de clase (Poder y dinero). Dejad ya de tildarnos de violent@s. Sois vosotr@s l@s violent@s, los inhumanos y los criminales. Nosotr@s sólo somos vuestras víctimas. Es a vosotr@s a quienes la humanidad tiene que exterminar si no quiere acabar pereciendo en el futuro. Si la humanidad quiere vivir en paz sólo lo conseguirá si os hace desaparecer, porque es la única forma de destruir todas vuestras fábricas de muerte y todos vuestros malditos intereses de clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *