El pasado octubre se publicó el nuevo libro de Xavier Díez. Es colaborador asiduo de nuestra revista, lo cual agradecemos muchísimo, ya que hay pocos intelectuales que se atreven a publicar sus ideas en periódicos o revistas de ideología ácrata, libertaria o anarcosindicalista. Uno de esos valientes fue el fallecido, no hace mucho, Moncho Alpuente, que lo hacía en el CNT, portavoz de la Confederación Nacional del Trabajo. Su crítica de la sociedad neoliberal, en la que estamos inmersos, era acertada, clarividente y muy ácida. Escribía verdades como puños, que no eran del agrado de los medios de comunicación convencionales, y por ello terminó, como era de esperar, alejado de las páginas de los periódicos de ámbito estatal.
En el último número (181) de nuestra revista, cuatro páginas dan soporte a una más que interesante entrevista, que Xavier, concedió a Javier Díaz, de la librería Cazabaret (Mas de las Matas -en la Comarca del Bajo Aragón- Teruel). En esas páginas se puede comprobar tanto lo acertado de las preguntas como las concisas y muy ilustrativas respuestas del autor de El pensament polític de Salvador Seguí. En esa entrevista se puede vislumbrar lo interesante del trabajo biográfico del historiador libertario, teniendo como base la vida y el pensamiento del gran luchador y pensador anarcosindicalista, conocido como el Noi del Sucre. Pero, en el caso que nos ocupa, una lectura que se quedara sólo en la entrevista no nos daría una visión completa del contenido del trabajo de investigación realizado por Xavier Díez. Hay que adentrarse en todas y cada una de las 262 páginas del libro para poder valorar, en toda su amplitud, la valía del trabajo realizado.
He aquí los datos sobre el autor que aparecen, en la solapa del libro (traducimos del catalán). Xavier Díez, nació en Barcelona en 1965, es doctor en Historia Contemporánea, licenciado en Filosofía y Letras, Diplomado en Magisterio y Postgraduado en Pedagogía Terapéutica. En la actualidad ejerce de profesor en la barcelonesa, Universitat Ramón Llull. Buena parte de su obra como historiador la ha dedicado al estudio de la memoria del movimiento libertario, con libros como El anarquismo
El pensamiento político de Salvador Seguí
La Redacciónindividualista en España (2007), Venjança de classe (2010) o L´anarquisme, fet diferencial català (2013), los tres editados en Virus Editorial i Distribuidora SCCL (Barcerlona). No obstante, con la desazón propia de un apasionado de las letras, su obra no se reduce al campo de la historia, sino que también es autor de un par de novelas y de diversos poemarios… Con un incombustible espíritu crítico, colabora en diferentes revistas, diarios y lugares web, donde escribe sobre nuestro tiempo sin dejar nunca de tener presente el tiempo pasado.
Volviendo a la obra que estamos comentando, decir que muchas veces hay que acudir a lo que se conoce como intrahistoria (historias de vida como complemento de las historiografías más oficiales) para poder acercarse con más elementos de causa a ciertos períodos o hechos de la Historia. Es lo que ha hecho Díez, indagar en la vida, obra y pensamiento de Salvador Seguí, y así dar una visión más profunda de lo que pasó en esos años convulsos, tan denostados por la historiografía académica oficial, partidaria de anatemizar las acciones de defensa de la clase trabajadora frente a los atropellos y asesinatos de la Patronal catalana, mediante el Sindicato Libre. En institutos y universidades, que tienen la obligación intelectual y moral de no tratar los asuntos a la ligera y tergiversarlos a favor de quienes les pagan, se zanja el tema diciendo que en las calles de la ciudad condal reinaba el pistolerismo y terrorismo anarcosindicalista, sin hacer referencia a la gravísima situación creada en Catalunya, tras la Primera Guerra Mundial, por la recalcitrante burguesía catalana, la cual, para continuar con sus pingües beneficios empresariales (como pasa en la actualidad con la creada crisis económica neoliberal), masacró vilmente a la ya maltrecha clase trabajadora.
El libro consta de un prólogo de Jordi Martí Font, el cual hay que leerlo con detenimiento para poder entender mejor las páginas siguientes. Después viene un primer apartado, relativamente corto, en el que se habla del entorno del personaje biografiado; pasando a continuación a un segundo donde se descubre la importancia de la escuela de rebeldía donde se forjó el militante libertario;
27
finalmente, en el tercer apartado se desarrolla, de manera casi exhaustiva, el pensamiento político del Noi del Sucre. Hay que leer con mucho interés y hasta con cierto cariño las ciento catorce páginas de que consta dicho apartado para poder comprobar la grandeza y la originalidad del pensamiento social, político y sindical de Salvador Seguí i Rubinat (Tornabous, 14 de abril 1886?/Lleida 23 septiembre de 1887/ Lleida 23 de diciembre de 1890?//, Barcelona 10 de marzo de 1923). Según el autor de este libro, Seguí representa una excepción en el mundo anarquista de principios de los años veinte del siglo pasado.
Murió asesinado por los esbirros del Sindicat Lliure, cuando sólo contaba con 36 años de edad. En diciembre de 1919, la Patronal catalana funda dicho sindicato, el cual estuvo vinculado al carlismo, con ideología de extrema derecha, y muy ligado a movimientos católicos, fue protegido por el Gobierno civil, el Gobierno militar y la policía, y financiado por la Federación Patronal Catalana, el cual tenía como misión reventar huelgas y eliminar físicamente a los líderes de la CNT. Fue fundado por el requeté Ramón Sales. Tuvo un apoyo incondicional del que era en ese momento Gobernador Civil de Barcelona, de nefasta memoria, Severiano Martínez Anido, azote brutal y cruel de la clase trabajadora barcelonesa, el cual fue Ministro de la Gobernación durante el período de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, y que para más inri, nació en El Ferrol, como el gran sanguinario y jefe de la dictadura que lleva su nombre: Dictadura franquista. Cuyo nombre y apellidos serán recordados, porque durante su ignominioso mandato (1939-1975), se cometió un verdadero genocidio a lo largo y ancho de la geografía peninsular. Este sangriento y cruel genocida fue: Francisco Franco Bahamonde.
Terminamos, esta breve reseña, felicitando muy efusivamente a nuestro asiduo colaborador, por su magnífico trabajo sobre el anarcosindicalista Salvador Seguí, el Noi del Sucre. Quedamos a la espera de un nuevo trabajo, y con ello aprender y disfrutar de los muchos conocimientos que Xavier Díez atesora sobre la historia del movimiento libertario catalán. Amigo y compañero Xavier, recibe nuestra más sincera enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *