Rafael Sánchez García

Esta es la gran pregunta que me hago, y nos hacemos much@s en la Confederación. Ante todo lo que está sucediendo la respuesta a esa pregunta es de vital importancia y, a ella, hay que responder de forma ética y honrada, pues, de lo contrario, flaco favor le hacemos a la CNT, a las ideas libertarias y a nosotr@s mism@s. No podemos seguir escondiendo el brazo bajo el ala, hay que dar respuesta, y rápida, o será demasiado tarde para las ideas que decimos sustentar. Seguir retardando la respuesta y la acción es dar alas y un tiempo vital a tod@s aquell@s que tienen como labor firmar el fallecimiento de la CNT tal y como la hemos conocido hasta ahora. Nunca en la CNT había habido tantos tintes autoritarios por parte de quienes están en el más alto órgano de gestión de la CNT. Nunca, hasta ahora, el más alto órgano de gestión de la CNT había tenido la osadía de hacer y deshacer en muchas cuestiones pasándose a los verdaderos órganos de decisión, que son las Asambleas de los Sindicatos, por el arco del triunfo. Y esto es demasiado grave en la CNT como para que los sindicatos sigan anestesiados y no reaccionen con la contundencia que la situación se merece. Todo esta situación nos sirve para seguir haciéndonos más preguntas, las cuales son necesarias para buscar las respuestas.

foto articulo Rafael Sanchez

¿Qué, o quienes, hay, en última instancia, detrás de toda esa corriente reformista que, como un cáncer maligno, infecta a la Confederación Nacional del Trabajo? ¿Acaso recibirán a cambio, como le pasó a José Bondía, tras alguna promesa hecha, el premio por su gran labor, tod@s aquell@s que se están cargando, a marchas forzadas, a la única organización revolucionaria, la CNT, de la península ibérica? A quienes, desde siempre, les ha interesado acabar con la organización anarco-sindicalista han sido la Patronal y el Estado, que nunca han necesitado un pueblo protestón y reivindicador, sino todo lo contrario, es decir, sumiso, condescendiente y obediente para que así, cada cuatro años, elija a los verdugos que le van a fastidiar la vida durante ese período. Esos hombres y mujeres que se han introducido, algún@s hace ya muchos años pero que han tenido la paciencia de esperar a que les llegara el turno para destruir, más parecen infiltrados defensores del Sistema que realmente trabajadores con conciencia. Ell@s hacen suya la labor que desde siempre han llevado a cabo los políticos, desde la extrema izquierda a la extrema derecha, en este país, y la historia está repleta de acontecimientos sociales que así lo corroboran.

Ya había dicho, en otras ocasiones, que es en el X Congreso de la CNT, celebrado en Córdoba, donde ya, por fin y a cara descubierta, dan su pistoletazo de salida ciertas tesis reformistas que paulatinamente van haciendo su labor dentro del organigrama confederal, poniendo las bases para que, por normativa orgánica muchos sindicatos no pudieran acudir al siguiente Congreso Confederal, como así fue. A partir de aquí comienza una caza de brujas contra tod@s aquell@s compañer@s y sindicatos, tildados muchas veces de puristas, talibanes, etc., etc,, que se opongan al camino trazado por ell@s (desfederaciones en Andalucía por denunciar corrupción, existencia de sindicatos fantasmas, cotizaciones irregulares, etc.; en Levante sin que existieran situaciones graves para ello, etc.). Y a todo esto hay que decir que tod@s los sindicatos de la CNT han colaborado, en algunas ocasiones por la falta de información a que les condenan los que tienen el control final del envío de la misma, y, otras veces por la desidia del día a día y, también, por no darnos cuenta que, a pesar de que hoy la CNT no es una organización fuerte, como fue en el pasado, sigue siendo una organización revolucionaria que quiere acabar con el Estado y el Capitalismo, y que l@s mujeres y hombres que la componen no dejarán de denunciar la existencia de todos los poderes que oprimen y explotan a la humanidad. Y esto es lo que realmente considera peligroso el Sistema, la opinión que los cuestiona continuamente y que siempre llama a la toma de conciencia de la clase trabajadora y al pueblo. Y aquí es donde entran en juego tod@s los element@s serviles al Sistema que se han incrustado dentro de la CNT. Y desde los sindicatos y comités que controlan están haciendo y deshaciendo a su antojo con unos aires autoritarios y ejecutivistas que para sí quisieran algunas organizaciones autoritarias. Ha entrado una fiebre por expulsar el cuestionamiento y la disidencia que da auténtico asco dentro de una organización libertaria, de raíces anarquistas, creada por l@s anarquistas, como es la CNT.

No debemos l@s mujeres y hombres de la CNT cruzarnos de brazos y permitir este atropello a nuestra Organización, que es a nosotr@ mism@s. Hay que poner coto a tanta desvergüenza y tanto reformismo que se nos ha instalado dentro y que, si no lo impedimos, acabará con el anarcosindicalismo. No hay que cejar en el empeño, hay que sacar de la CNT toda esta corriente reformista que se ha instalado dentro y que la está corroyendo y destruyendo. De otras situaciones peores se ha sabido salir y esta no va a ser menos. Hay que dar la batalla interna y dejar de serles tontos útiles, a causa de nuestra desidia, a toda la canalla que pretende ahogarnos y destruirnos. Nuestr@s compañer@s nos han enseñado que sólo es posible destruirnos desde dentro, por tanto la lucha interna la tenemos ganar como hicieron ell@s en otras situaciones que a lo largo de la historia de la CNT se presentaron. La CNT ha salido de situaciones extremadamente más graves. Por más que intentó el Estado y la Patronal acabar con ella, siempre salió victoriosa y resurgió como el ave fénix.

¿ACASO VAMOS A DEJAR QUE ESTA VEZ SEA DIFERENTE A LAS ANTERIORES? NO, NO PODEMOS PERMITIRLO. LA CREDIBILIDAD DE NUESTRAS IDEAS, Y DE NOSOTR@S MISMOS ESTÁ EN JUEGO Y, COMO DICE EL REFRÁN, CON LAS COSAS DE COMER NO SE JUEGA. ADELANTE COMPAÑER@S, EL FUTURO, COMO DIJO NUESTRO QUERIDO COMPAÑERO FEDERICO ARCOS, EN “VIVIR LA UTOPÍA”, ES DE LOS OSADOS, Y, A ESO, NO NOS DEBE DE GANAR NADIE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *